Archivo de la categoría: Colegio

EL COLEGIO APOYA LAS MOVILIZACIONES CONTRA LA RPT DE FOMENTO Y MEDIO AMBIENTE DE CASTILLA Y LEÓN

El Colegio de Ingenieros de Montes de Castilla y León apoya la convocatoria de movilizaciones realizada hoy por la Asociación de Funcionarios de Ingenieros de Montes y Forestales de Castilla y León.

El borrador de la Relación de Puestos de Trabajo de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente excluye de forma arbitraria y no justificada a los Ingenieros de Montes del desempeño de decenas de puestos a los que hasta ahora podían acceder. Este borrador se ha gestado de forma opaca y se ha tramitado de forma apresurada y sin un período de reflexión y negociación.

Esta situación ha llevado al Colegio de Ingenieros de Montes en Castilla y León a solicitar la retirada del borrador presentado para su revisión, de forma que los Ingenieros de Montes puedan seguir desempeñando los puestos de los que el borrador les ha excluido arbitrariamente.

Además no ha habido hasta ahora ningún gesto de la Junta de Castilla y León que apunte que realmente tiene intención de negociar el contenido del borrador. Por el contrario, todos los hechos indican que su prioridad es aprobar las RPT de todas las Consejerías cuanto antes y como sea: la no respuesta ni incorporación de las propuestas presentadas, la negativa a recibir a los representantes de los funcionarios, el mínimo plazo dado a los sindicatos para aportar modificaciones, la actitud con la que se reciben las alegaciones, la ausencia de los secretarios generales en las reuniones y sobre todo el objetivo absoluto de convocar un concurso “antes del verano”.

Por todo ello el Colegio de Ingenieros de Montes en Castilla y León apoya la concentración ante las Cortes de Castilla y León convocada para el miércoles día 27 de junio a las 18.00 y apoyará cuantas medidas adicionales se adopten hasta la retirada del borrador.

Anuncios

COMUNICADO DE LOS COLEGIOS DE INGENIEROS DE MONTES E INGENIEROS TÉCNICOS FORESTALES SOBRE LAS NUEVAS RPTS DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEON

La Junta de Castilla y León está planteando la reforma de sus plantillas, que no se acometía desde hace 22 años.

A pesar del largo período de tiempo durante el que la Junta ha ido posponiendo el problema, llegado el momento de afrontarlo lo está haciendo con opacidad absoluta, sin permitir participar a los afectados y, al menos en los casos de las Consejerías de Agricultura y de Fomento y Medio Ambiente, con criterios técnicos discutibles. Todo el proceso de aprobación ha consistido en elaborar las plantillas en cada Consejería, elevarlas a Función Pública, presentarlas a los sindicatos y, nueve días después, en el caso de Fomento y Medio Ambiente, volver a convocar a éstos para recoger sus alegaciones. El siguiente paso es aprobarlas en Consejo de Gobierno, sin que haya ninguna garantía de que se vaya a tener en cuenta ninguna de las alegaciones presentadas.

El proceso de modificación de las RPT debe ser denunciado y replanteado, y sus responsables relevados en sus responsabilidades. Es un proceso:

  1. Que contradice la imagen de transparencia de la Junta,
  2. Precipitado en la tramitación, pese a haberse aplazado 22 años.
  3. Arbitrario y carente de justificación, hasta el punto de que plazas análogas de provincias distintas tienen distintos perfiles.
  4. No motivado. Quizá sea la falta de necesidad de motivar los cambios la que explique que por ejemplo se excluya a los Ingenieros industriales de los puestos encargados de las industrias (residuos industriales y contaminantes atmosféricos de origen industrial).
  5. Injusto con trabajadores a los que la Junta les dice ahora que no están capacitados para trabajar en puestos que vienen desempeñando con acierto, a veces desde hace décadas, lo que puede suponer su traslado forzoso o su despido.
  6. Que nace obsoleto al estar planteado en los términos de las titulaciones universitarias anteriores al proceso de Bolonia.
  7. Que restringe las titulaciones que pueden desempeñar los distintos puestos, en contra de lo que es razonable.
  8. Que va a ser el desencadenante de cientos de recursos contenciosos que lo van a mantener en suspenso durante años, generando una situación de inestabilidad muy negativa para la funcionalidad de la Junta y para todos los afectados .

En el caso concreto de los Cuerpos de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales los borradores conocidos hasta ahora son especialmente negativos y han generado un enorme malestar entre sus miembros. El Colegio de Ingenieros de Montes presentó este año varias propuestas de modificación de puestos concretos que no han sido tenidas en cuenta, pese a ser todas ellas de coste económico cero y no implicar en ningún caso la exclusión de ningún otro cuerpo, a diferencia de las modificaciones que aparecen en el borrador. De hecho no se ha recibido contestación a los escritos presentados, ni siquiera en el sentido de indicar que se iban a desestimar, ni por supuesto se ha motivado la omisión de estas propuestas. Los asuntos concretos que perjudican a los Cuerpos de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales son:

  1. Excluye a los Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales de un total de 3 puestos a los que podían acceder actualmente en cada provincia (27 en total).
  2. Excluye a los Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales de los puestos del área de Evaluación de Impacto Ambiental, pese a ser los más cualificados para desempeñarlos por su doble naturaleza de ingenieros con formación en ecología.
  3. No se ha abierto a los Cuerpos de Ingenieros de Montes o Ingenieros Técnicos Forestales ninguna plaza en la Consejería de Agricultura, pese a haberlo solicitado formalmente en las materias propias de esos Cuerpos, como ayudas agroambientales, estadísticas y estudios, industrias forestales, sistemas de información geográfica, desarrollo rural, investigación, pastizales forestales o estructuras agrarias.
  4. Varios Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales concretos van a verse expulsados de los puestos que ahora desempeñan.
  5. La repercusión sobre el operativo de incendios puede ser muy importante en algunas provincias, sobre todo teniendo en cuenta que la inspección de trabajo ha instado unos períodos de trabajo y descanso que requieren la incorporación de más personal que permita realizar los relevos exigidos y cumplir con los tiempos de descanso impuestos. La reducción de los efectivos complicará cumplir con el nuevo marco establecido.

Por todo ello los Colegios de Ingenieros de Montes e Ingenieros Técnicos Forestales en Castilla y León cree que es necesario paralizar el proceso de revisión de RPT para corregir sus deficiencias formales y de fondo, y apoyará cualquier medida de presión que decidan iniciar los funcionarios de ambos Cuerpos.

 

PRESENTACIÓN DE ALEGACIONES AL BORRADOR DE RPT DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN

Las nuevas RPTs de la Junta de Castilla y León se están tramitando con el siguiente esquema:

  1. Elaboración del borrador en la Consejería.
  2. Reunión de la Mesa de Negociación en la que Función Pública entrega la RPT a las organizaciones sindicales.
  3. Reunión de la Mesa de Negociación en la que las organizaciones sindicales trasladan sus alegaciones a Función Pública.

El borrador de RPT de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha pasado por las fases 1 y 2 y la Fase 3 tendrá lugar el viernes 22 de junio (no el 25 de junio como se informó inicialmente).

Aparte de las alegaciones que va a presentar el Colegio de Ingenieros de Montes todos los funcionarios pueden alegar a título particular.

La forma de hacer llegar alegaciones al borrador es dirigirlas a los entes presentes en esa mesa.

Para facilitar la redacción y fundamentación de las alegaciones al pie de esta página se irán añadiendo archivos con alegaciones tipo, a los que se podrán realizar las modificaciones que cada funcionario estime convenientes para ajustarlas a su situación.

Dada la inmediatez de la reunión se recomienda enviarlas por correo electrónico como muy tarde el día 21, además de dirigirlas a través de registro a la Dirección General de Función Pública.

Se han conseguido los correos de las siguientes organizaciones sindicales:

UGT: autonomica@fesp.ugt.org

CCOO: sectorautonomicocyl@gmail.com

CSIF: agcyl47@csif.es

El correo de la Viceconsejería de Función Pública es:

area.viceconsejera.fpyga@jcyl.es

 

 

Modelos de escritos de alegación

Alegaciones a puestos de Evaluación de Impacto

 

NUEVA JUNTA RECTORA DEL COLEGIO DE INGENIEROS DE MONTES EN CASTILLA Y LEÓN

El Colegio de Ingenieros de Montes en Castilla y León tiene nueva Junta Rectora para el período 2018-2022, con la siguiente composición:

Decano:         Alfredo Rodríguez Garagorri. Administración autonómica. Burgos.

Vicedecano: Asier Sáiz Rojo. Universidad y empresa. Palencia.

Secretario:    Joaquín Navarro Hevia. Universidad. Palencia.

Vocales:        Daphne Hermosilla Redondo. Investigación e Industria

Olga González Raposo. Propietarios forestales. Zamora.

Daniel de Lucas García. Consultoría forestal. Segovia

Antonio Gascó Guerrero. Universidad. Soria.

Ignacio Macicior Tellechea. Empresa de obras y servicios. Valladolid

 

Entre los retos de la nueva Junta está aumentar el conocimiento de la profesión en la sociedad, aumentar la cohesión de los Ingenieros de Montes de la región y convertirse en fuente de referencia en materia de medio ambiente.

Actualmente el Colegio dispone en Castilla y León de los siguientes perfiles y contactos públicos:

Teléfono:                               692723146

Correo electrónico:              ingenierosdemontes.castyle@gmail.com

Web:                                      http://www.montesdecastillayleon.wordpress.com

Twitter:                                  @IngMontesCyL

El “Bosco”

 

Inspirados en el “rosco” de Pasapalabra proponemos 25 preguntas sobre bosques.

¿Cuántas eres capaz de responder?

EL BOSCO

A. Acción de emplear útilmente algo, hacerlo provechoso o sacarle el máximo rendimiento.

B. Nombre comercial que ha pasado a denominar genéricamente al depósito de agua colgante de los helicópteros que se utiliza en la lucha contra el fuego

C. Mamífero cérvido, algo mayor que la cabra que tiene las cuernas pequeñas, verrugosas y ahorquilladas hacia la punta

D. Ninfa de los bosques, cuya vida duraba tanto como la del árbol a que se suponía unida.

E. Desgaste de la superficie terrestre por agentes externos, como el agua o el viento

F. Se dice de la hoja, como la del roble, que tiene el borde en forma de festón o de onda

G. Halcón de gran tamaño, que vive ordinariamente en el norte de Europa.

H. Conjunto de los compuestos orgánicos presentes en la capa superficial del suelo, procedente de la descomposición de animales y vegetales

I. Que incendia con premeditación, por afán de lucro o por maldad

j. Arrastradero de maderas

L. Provisión de leña

M. Pasto de bellota o hayuco que el ganado de cerda tiene en los montes oo dehesa

N. Tronco grande de leña que ponen en el fuego la noche de Navidad

Contiene la Ñ. Corteza del pino

O. Seta de sombrerillo anaranjado, extendido y sin escamas, con las laminillas y el pie de color dorado, propia del sur de Europa y comestible excelente.

P. Espacio natural admirable por su aspecto artístico

Contiene la Q. Cinta o correa que sujeta una prenda de cabeza por debajo de la barbilla

R. Pacer los animales las hojas y las puntas de los ramos de los árboles, ya sean cortadas antes o en pies tiernos de poca altura.

S. Conjunto de técnicas y conocimientos relativos al cultivo de los bosques o montes.

T. Valle de la Montaña Palentina que da nombre a una tejeda conocida por su tejos monumentales.

U. Ave gallinácea, de unos 80 cm de largo y cola redonda, que vive en los bosques y en la época del celo da gritos roncos algo semejantes a un mugido

V. Municipio soriano de la comarca de Pinares en cuyo término se encuentra la Laguna Negra

Contiene la X. Linde entre dos propiedades que se usa como camino

Contiene la Y. Parque Nacional canario caracterizado por su bosque de laurisilva

Z. Agalla grande de roble

 

 

 

SOLUCIÓN

Aprovechamiento, Bambi, Corzo, Dríade, Erosión, Festoneada, Gerifalte, Humus, Incendiario, Jorro, Leñame, Montanera, Nochebueno, Roña, Oronja, Paisaje, Barbuquejo/barboquejo, Ramonear, Selvicultura /silvicultura, Tosande, Urogallo, Vinuesa, Sexmo, Garajonay, Zonzorro

PREVENCIÓN DE INCENDIOS MEDIANTE DESAMORTIZACIÓN DE PARCELAS FORESTALES

parcelario_encinedo

Parcelario de una zona incendiada en agosto de 2017 en Encinedo (León). Las pequeñas parcelas particulares abandonadas impiden defender las grandes parcelas forestales de los montes públicos colindantes. Fuente: SIGPAC

Uno de los principales problemas del territorio español es el abandono de una parte muy importante de sus áreas rurales. La ausencia de gestión de una finca agrícola la transforma con el tiempo en una zona de vegetación espontánea primero herbácea y luego leñosa, que puede ser de matorral o arbolado. En cualquiera de los casos se produce un incremento de la materia vegetal que sostiene la finca, en un largo proceso que puede acabar desembocando en un bosque al cabo de siglos.

En el caso de una finca forestal abandonada el proceso es el mismo, sólo que se inicia en una fase más o menos avanzada del proceso descrito.

Hasta que se llega al bosque espontáneo la finca pasará por varias fases intermedias, en su mayor parte poco interesantes y muy problemáticas. Se forman zarzales, brezales, aulagares, mezclas de encinas o pinos con jaras, dando lugar a formaciones con poco o nulo valor económico, con poco valor ecológico cuando son muy extensas y con un riesgo elevado de que en caso de que haya un foco de fuego se produzca un incendio forestal de alta intensidad y muy peligroso para las parcelas colindantes. OLYMPUS DIGITAL CAMERAAsí, la presencia de fincas abandonadas en el parcelario se convierte en un problema para la lucha contra los incendios, porque reciben al incendio, lo avivan con su gran biomasa y lo transmiten en todas las direcciones. Cuando la proporción de fincas de este tipo es muy alta el territorio tiene una alta probabilidad de sufrir en la próxima generación un incendio forestal de grandes dimensiones.

Muchas veces la causa del abandono no es la maldad o dejadez de propietarios millonarios absentistas. El abandono de la finca se produce en primer lugar por su baja rentabilidad o potencial productivo. El potencial está claro: en la huerta de Murcia se abandonan menos fincas que en el páramo de Masa. La rentabilidad es más compleja: una finca puede tener potencial productivo pero no ser rentable por motivos de tipo social, como su escasa dimensión, su mal acceso o su traspaso a herederos que viven lejos y no las pueden cultivar. Cuando la finca es productiva y rentable enseguida hay un tejido productivo interesado en comprarla o arrendarla, pero, si no lo es, la finca no supone ningún beneficio real al nuevo propietario. Si a ello le añadimos la kafkiana carga burocrática y tributaria que requiere formalizar legalmente el traspaso de una parcela (aceptación de herencia, impuesto de transmisiones, inscripción en registro, etc) el resultado son millones de parcelas deficientemente documentadas, sin valor económico que justifique su legalización y con un propietario que tiene un desconocimiento absoluto del mundo rural. El resultado es que la parcela se abandona y se deja que la vegetación siga su libre evolución.

Actualmente ese proceso de abandono es continuo, acumulativo y con difícil vuelta atrás. Por otra parte en la evolución de los sectores económicos cada vez queda menos valor para los productores primarios (da igual que sean agricultores, ganaderos, selvicultores, pescadores o mineros) y más valor asociado al resto de la cadena del producto, lo que obliga a los primeros a intensificar su producción para ser competitivos. Todo ello unido al envejecimiento y despoblación rural indican que la situación dentro de diez años será peor y habrá más fincas abandonadas y con riesgo de arder.

Pretender que esa clase de propietarios urbanos sin conocimientos tome decisiones de gestión correctas desde el punto de vista de su interés económico y del territorio es utópico. Pretender que se agrupe con otros propietarios parecidos acaba generando problemas irresolubles, como parecen indicar todas las experiencias de este tipo que se han puesto en marcha, que o bien han fallado desde el principio o bien han llegado a un punto de estancamiento y colapso.

La única solución estable a largo plazo es liberar a los propietarios de la carga que en la práctica suponen esas parcelas y traspasar su propiedad a quien pueda realizar una gestión que evite su degradación. Es decir, en los casos de terrenos sin un aprovechamiento económico viable a corto plazo, a manos públicas.

La fórmula sería habilitar un sistema que permitiera a los particulares el pago de impuestos mediante la entrega de fincas, especialmente el IRPF y el Impuesto de Sucesiones, en lo que supondría un proceso desamortizador, porque estos propietarios pueden calificarse como manos muertas. Las parcelas que interesaría movilizar de esta forma son muchas veces fincas donde con cierta frecuencia la valoración fiscal sería mayor que su valor de mercado, por lo que para el contribuyente sería una opción atractiva, ya que evita pagar impuestos en metálico mediante la entrega de un bien que no le reporta beneficios y que además está sobrevalorado.

Por otra parte la asunción de fincas por parte del Estado dista de ser una solución óptima, especialmente con la actual distribución de competencias entre administraciones. Por ello se debería dar salida a todas esas parcelas de la forma más rápida posible.

  • Las que sean de interés agropecuario o forestal pueden ofrecerse a propietarios colindantes al mismo precio por el que se las adjudicó el Estado, lo que equivaldría a darles derecho de tanteo. Este caso será poco frecuente, porque muchas veces el propio mercado ya habría llegado a esta solución sin pasar por la intermediación estatal.
  • Las que sean colindantes con montes de utilidad pública y cumplan los requisitos para incorporarse a ellos deberían ser transmitidas de forma gratuita por el estado a las entidades locales titulares de esos montes para su incorporación inmediata al monte.
  • Las que sean colindantes con montes que tengan un instrumento de planificación forestal en vigor deberían ser ofrecidas a los titulares de estos montes en el mismo precio en que fueron adquiridas.
  • Las fincas que puedan tener algún otro interés podrían ir siendo sacadas a subasta pública si hay expectativas razonables de que sean adquiridas.

Las demás quedarían en manos del Estado, que inicialmente iría adquiriendo un goteo de parcelas salpicadas pero que con el tiempo iría completando polígonos de cierta entidad, porque es de esperar que la aceptación de estas medidas se concentre en algunas zonas donde el valor de las parcelas sea bajo. El Estado como propietario no es hoy la mejor solución pero al menos tiene ciertas perspectivas de acometer algunas actuaciones en caso de que sean urgentes, y la acumulación de parcelas en lotes grandes hará que con el tiempo puedan ser vendibles.

El sistema tendría que establecer cuánta superficie está dispuesto a absorber y qué máximos serían aplicables por contribuyente, y tiene que resultar atractivo para los propietarios. Un ajuste importante en el caso del IRPF es que el pago con fincas pueda aplicarse a lo largo de varios años y tener el carácter de pago anticipado, de forma que repercuta en una disminución de las retenciones de los ejercicios siguientes.

Los beneficios para el territorio serían muchos:

  • El principal objetivo de la medida es aumentar la extensión de las explotaciones agrícolas y forestales activas a costa de superficies abandonadas. De esta forma las explotaciones ganarían competitividad y el territorio se podría defender mejor frente a los incendios forestales.
  • El paso de muchas propiedades a manos públicas permite aplicar medidas de ordenación del territorio que de otra forma se quedarían en buenas intenciones por falta de disponibilidad de los terrenos.
  • Muchas parcelas sin documentar legalizarían su situación registral y catastral, incluso aunque no acaben acogiéndose al sistema.
  • La posibilidad de acceder al derecho de tanteo de fincas colindantes estimulará la elaboración de instrumentos de planificación para las fincas forestales productivas, sobre todo en zonas minifundistas del norte de España.

Ingresos y costes

El incremento en la legalización de fincas implica un aumento en la recaudación de los distintos impuestos asociados a la transmisión de inmuebles. Ese incremento en un gran número de fincas probablemente será suficiente para compensar cualquier pérdida de ingresos, que se produciría sólo en las fincas que se acojan al sistema. Hacienda asumiría dos tipos de pérdidas de ingresos:

  • Recibir parcelas en vez de dinero supone una pérdida inmediata de liquidez para el Estado, que sólo se recuperaría en parte a través del posterior ingreso por venta de estas parcelas. El hecho de poder vender lotes valiosos formados por la unión de parcelas adquiridas a menor coste por estar aisladas puede implicar que el precio de venta supere a la suma de los precios de compra.
  • La transmisión de fincas recién adquiridas por el Estado hacia las entidades locales a coste cero supone en la práctica un desembolso para el Estado. Es de esperar que el porcentaje de parcelas en esta situación sea reducido.

Con el presupuesto que el último Plan Pive de adquisición de vehículos gastó en un solo año se podrían adquirir unas 400.000 hectáreas de terrenos, y eso sin contar con que en este caso parte de esa inversión se recuperaría mediante subastas y que no sería un gasto a fondo perdido, sino una adquisición de bienes.

CONCLUSIÓN

Tanto la situación actual como la propuesta tienen carácter acumulativo. En la situación actual se va produciendo la acumulación de fincas perdidas legal y territorialmente, sin actividad económica, con efecto bloqueo y con alto riesgo de sufrir y transmitir un incendio a las fincas colindantes.

Con el sistema propuesto se frenaría ese proceso y se produciría una progresiva acumulación de terrenos en explotaciones agrarias y montes de utilidad pública. En general se incrementaría la proporción de terrenos de titularidad estatal, donde la aplicación de medidas de ordenación del territorio en general y de prevención de incendios en particular sería más eficaz.

Decálogo de seguridad para la recolección de setas

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ha comenzado la temporada micológica y los aficionados se disponen a recorrer los bosques para volver a casa con las cestas llenas. También han empezado las primeras intoxicaciones por setas que parecen indicar que muchos recolectores asumen riesgos innecesarios. Por ello es el momento de recordar el decálogo de buenas prácticas para la recolección de setas, que garantizarán la seguridad del recolector y la persistencia de las poblaciones de hongos.

  1. Hay que ir a buscar setas con el equipo adecuado: cesta, navaja, cepillo, ropa adecuada, teléfono móvil, mapas y brújula.
  2. Hay que conocer las especies comestibles que existen la zona de recolección y las especies tóxicas con las que se pueden confundir. Para ello es aconsejable asistir a exposiciones, cursos de formación o rutas guiadas de iniciación a las setas.
  3. Nunca se deben consumir setas no identificadas con seguridad. Igual que nadie va a coger “bayas”, sino a coger moras o arándanos, quien vaya a setas debe ir a buscar especies concretas y descartar el resto.
  4. Se debe recolectar sólo la cantidad que se vaya a consumir. Las setas son muy perecederas y hay que consumirlas o procesarlas pronto.
  5. No se deben destruir las setas venenosas o que no conozcamos, porque realizan una función dentro del ecosistema.
  6. No se deben recoger setas demasiado maduras, porque son indigestas y en el campo contribuyen a la reproducción del hongo. Tampoco se deben recoger setas jóvenes, que aún no han diseminado las esporas y que además son fáciles de confundir con ejemplares jóvenes de especies tóxicas.
  7. No se deben consumir setas procedentes de zonas contaminadas, como por ejemplo las ciudades o los bordes de carreteras de mucho tráfico, porque los hongos acumulan metales pesados, como el plomo.
  8. El recipiente para transportar las setas debe permitir su aireación, como ocurre con las cestas de mimbre. No se deben usar bolsas de plástico o mochilas, porque impiden la difusión de las esporas de las setas y aumentan el riesgo de pudrición.
  9. No se debe remover ni rastrillar el suelo, porque podemos dañar y matar el micelio, que es el cuerpo subterráneo del hongo.
  10. Antes de ir a recolectar a un monte hay que informarse de si se trata de una zona regulada o con una normativa especial, y en ese caso solicitar el permiso de recogida.